Reflexión sobre esta pandemia

Estamos viviendo un momento de cambio, el virus parece que ha venido para quedarse y que las medidas adoptadas por los gobiernos van a marcar un antes y después en nuestras vidas.

Este artículo es mi opinión, no pretendo convencer, ni si quiera hacer dudar a nadie si piensa lo contrario, es una reflexión sobre lo que está sucediendo y cómo nos puede afectar.

Estar en casa, sin salir a pasear, sin poder ir a casa de ningún familiar o amigo, usar mascarillas y guantes al salir, llegar a casa y limpiar la ropa, como si estuviese infectada, ver a gente por la calle saltándose la cuarentena y pensar «Qué hace ese insensato?» … son situaciones que me afectan y que me hacen reflexionar.

Sólo nos damos cuenta de lo que tenemos, cuando lo perdemos y hemos perdido la libertad, esa libertad de pasear, de salir en bicicleta, de abrazar a nuestros seres queridos, de ir a casa de nuestros padres y/o de nuestros amigos, en definitiva, de hacer vida social.

Muchos dicen que esto es un castigo divino, yo no lo creo, para mi no es más que otra malintencionada acción humana, otra «guerra» para destruir y conquistar, sólo que no se usan armas de fuego, se usa un virus creado en un laboratorio. Un enemigo invisible.

¿Volveremos a tener esa libertad? ¿Podré volver a ir a comer a un restuarante? ¿Ir al cine? ¿Abrazar a mis hermanos y a mis amigos?

Supongo que sí, cuando todo esto termine.

De lo que no estoy tan seguro es de cuando va a terminar… ni de cual es el precio a pagar para que la normalidad vuelva.

Esto no es más que una opinión, me desahogo aquí, en mi pequeño espacio en internet.

Mi único deseo ahora mismo es que todo termine, que la gente contagiada se cure y que todo sea como antes, aunque no era un mundo perfecto, al menos teníamos cierta libertad que ahora no tenemos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *