Te propongo un juego

Hoy te propongo un juego, a ver que sucede, no te pido que lo creas, no lo hagas, sólo te pido que lo intentes, que lo pongas a prueba.

¿Qué tienes que hacer?

Es muy sencillo, primero, piensa en una situación actual que quieras cambiar, te pongo un ejemplo pero quiero que TÚ decidas por tí, yo no se lo que necesitas cambiar.

Ejemplo:

Poder tener un trabajo que me apasiona, con un sueldo más alto.

Ya tenemos esa situación que queremos cambiar, ahora el segundo paso.

Imagina una escena del futuro en la que estás celebrando el nuevo cambio y recuerdas como estabas antes. Siguiendo con el ejemplo, la escena quedaría así.

“Imagino estar en casa, con la familia, brindando por el nuevo trabajo conseguido, diciendo con total alegría – Recuerdo cuando tenía un trabajo que me disgustaba y con un sueldo tan bajo – la escena sigue, un familiar dice en voz alta y con gran alegría – Brindemos por tu nuevo trabajo que te apasiona y por ese aumento de sueldo que te va a dar mayor libertad y tranquilidad”.

Esa sería la escena, en una versión más corta, puedes imaginar que le dices a un amigo o amiga, a tu pareja o algún familiar “Recuerdo cuando tenía un trabajo que no me gustaba y que pagaban tan poco”.

¿Qué sucederá? Prueba, juega con eso, imagina esa escena en la que ya ha sucedido el cambio, imagina ese futuro cercano ideal, prueba.

Puedes comenzar por algo pequeño, que no tenga tanta importancia en tu vida, aunque siempre sugiero pensar a lo grande.

Sí, yo también lo he hecho, con algo pequeño, ahora lo haré con una situación más importante, ¿qué sucederá? ya lo iré explicando… cuando suceda.

 

Comparte con tus amistades
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •