Deja que ladren (poesía)

Este poema, nacido en una noche de insomnio, como suele suceder, escuchando a esos perros ladrar a la luz de la ventana, ¿sabrán de mi?.

Deja que ladre.

Ahí están los perros
ladrando a la luz de la ventana.

No tengas miedo,
no saben de nosotros, nada.

Deja que ladren,
duerme, sueña, descansa.

Ahí están los perros,
gritando a la luz de mi ventana.

Pobres perros,
se irán cuando el dueño los llame.

Deja que ladren,
en el sufrir de su mentira

Cuando se apague la luz de la ventana,
buscarán otro reflejo de su ignorancia.

Deja que ladren,
que de nosotros no saben nada.

Ellos ladrán
Tu duerme
Que yo apagaré las luces,
antes de que se haga tarde.

Ahora lo puedes compartir usando los botones de aquí abajo, un me gusta, un like, mostrarlo al mundo y buscar a quien, como yo, escuchan a esos perros ladrar.

Comparte con tus amistades
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •